MTRO. GERARDO LÓPEZ CEPEDA. LA UNVERSIDAD COMO AGENTE DE CAMBIO PARA LA INNOVACIÓN SOCIAL ANÁLISIS DE LA INSEGURIDAD EN SALAMANCA
Fecha: 2017-05-03

UNIVERSIDAD DE LA SALLE BAJIO

PRESENTA

MTRO. GERARDO LÓPEZ CEPEDA

FEBRERO 2015

INTRODUCCIÓN.

Reflexionar en torno al papel de la Universidad como agente de cambio para la innovación social parecería una actividad muy extenuante y compleja; ayuda mucho el material que se  ofrece para ello, pero también y tal vez sin mucho meditarlo,  se ha venido desarrollando actividades en esta línea y el tema ya parece incrustado en las agendas de trabajo.

Cito algunos ejemplos de eventos que confirman lo antes escrito; por encomienda del Hno. Andrés Govela Gutiérrez, Rector de la Universidad, se acude al Observatorio Ciudadano Estatal de Seguridad Pública de Guanajuato, como producto de ese vínculo se mantiene constante colaboración con el Centro Estatal para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia;  el Campus Salamanca nada menos, fue sede de la Opera Rock del Mtro. León de Marco denominada “Consecuencias”, en donde un grupo de doce artistas, músicos, actores, bailarines y cantantes narran una historia sobre los valores, riesgos y el estrés con que viven los jóvenes en la actualidad. Ayer mismo, se recibió en el Aula Magna del Campus, el Panel “Miradas sobre Migración”, organizado por la Red de Ayuda al Migrante (REDAMI), Amnistía Internacional y otras diversas organizaciones no gubernamentales, que hicieron posible la visita del Padre Pedro Pantoja, activista por los derechos del migrante y director de una Casa Hogar en el norte del país así como la presencia de Ender Manuel Arnecke, migrante salvadoreño víctima de tortura a manos de zetas y posteriormente de la propia Policía Federal. Finalmente, este fin de semana con apoyo de la Fundación Amigos de Japón, se llevará a cabo, el Foro “Estilo de vida de los jóvenes en Japón” así como se recibirá la visita de Haruna Otake y Asuka Koyama, estudiantes de intercambio que podrán convivir con estudiantes lasallistas de Salamanca y la región.

Con todo ello, se hace conscientes a los jóvenes y a la Comunidad Educativa de los temas de Seguridad, Migración y Desarrollo Económico así como la propia adaptación al cambio de la sociedad.  El Pbro. Pedro Pantoja les decía que si no ponían su profesión al servicio de la transformación social y defensa de los Derechos Humanos, no tendría ninguna razón de ser y los invitaba a ser proactivos, a dejar una cultura del insomnio que no les permite ver la realidad cruda que viven centroamericanos al paso por el país; con ello, la Universidad es un factor de generación de jóvenes con pensamiento lúcido, consciente y transformadores de la realidad social.

El sábado 2 de agosto de 2014, a penas con dos semanas en el cargo de Director General, el Campus Salamanca sufrió un grave robo; equipo electrónico, el dinero de la Caja y muchos daños ocasionaron quienes se metieron amagando al velador pero que con la fortuna que no se perdió ninguna vida; todo ello, sin que ningún vecino o miembro de la localidad se diera cuenta o diera cuenta a la policía.  La Comunidad Educativa, desde el Rector se volcó en solidaridad y con esfuerzos extraordinarios se atendieron los faltantes, se ha mejorado la seguridad y hoy se cuenta con un perímetro acordonado. Por otra parte, grupos de vecinos se han acercado a pedir apoyo para solucionar su problema de agua potable. Por ello, es que se piensa que se deben mejorar los vínculos con las comunidades circundantes (Ángeles de Arriba y San Juan de Razos) y en lo posible apoyar sus propios procesos de desarrollo humano y social, para que nos vean no como vecinos incómodos si no como elementos de ayuda y colaboración.

Innovar es aprender a pensar, escuchar, observar, actuar, pedir perdón y rectificar. (Pérez Ocha, 2014) Esta noción del concepto, en lo personal me hizo meditar el porqué de la indiferencia de los vecinos al robo que sufrió la Universidad; en otro momento, una brigada de asesoría jurídica, ya con una cita previamente acordada, que intentaba hacer una exploración de los principales asuntos jurídicos que les aqueja y darles una orientación o incluso de ser necesaria, apoyar con una representación jurídica ante tribunales competentes para solucionar un conflicto particular, pues resulta que no fue recibido y literalmente porque la Universidad “era muy  mala onda” con sus vecinos.

Esta situación tan concreta como negativa me ha hecho meditar con el grupo directivo cómo podemos revertir esa mirada incómoda de los vecinos para la Universidad; cómo no hemos logrado posicionar un centro de enseñanza profesional para que nos vean como un aliado estratégico no como un estorbo o vecino incómodo. Me parece que la respuesta está en un plan de atención con visión en la innovación social que encuentre formas de satisfacer sus necesidades sin comprometer el patrimonio universitario; involucrando a las autoridades municipales, sirviendo como conducto de gestión para que les atiendan los servicios públicos elementales y a un mediano plazo producir los cambios de comportamiento necesarios para que los pobladores vecinos encuentren su propio desarrollo. En el personal del Campus Salamanca, se cuenta con vecinos del lugar y a pesar de ello, de que la Universidad es una fuente de trabajo y los ocupa, esos empleados insertos en la localidad vecina, no causan un efecto positivo en el conglomerado general, lo que implica retos y trabajo por hacer.

Es claro que los retos que apuntaba el Dr. Alejandro Pérez Ochoa en su magistral conferencia, se hacen patente en la situación: pobreza y marginación, carencia de recursos básicos, falta de gestión a la sostenibilidad de recursos, hábitos sociales insostenibles como una falta de cultura del pago del servicio de agua y mejorar la gobernanza.

El Mtro. Luis Olmos (Olmos, 2004) al referirse a los factores que definen una Universidad Humanista, enlista: la idea de la persona humana, la idea de la verdad y la libertad, la conciencia del otro, de la dignidad de la ciencia, la idea de la Educación, las ideas del bien y del amor, la coherencia de vida. La nuestra siendo una Universidad Humanista y Católica, además de un trabajo de evangelización en la fe, de la promoción de la cultura por la dignidad humana, debe procurar el desarrollo social de sus vecinos.

En un estudio denominado “Índice de desarrollo democrático de México 2010” auspiciado por la COPARMEX (COPARMEX, 2010) y el corporativo alemán  Adanauer y Konrad, a pregunta expresa en el sentido si México tiene capacidad de generar políticas públicas que aseguren bienestar económico y eficiencia económica, un sector encuestado de la población del Estado de Guanajuato responde en forma negativa y el documento concluye la falta de participación ciudadana en la construcción de las decisiones públicas así como la necesidad de hacer ciudadanía. Este análisis que es un esfuerzo del sector privado para entender lo que sucede con el público, nos demuestra lo que empíricamente vemos en las comunidades vecinas, no son atendidas con autoridades municipales, concretamente por el organismo operador de agua potable y alcantarillado. La autoridad no los ve ni los escucha. En más de alguna ocasión que el Mtro. Justino Arriaga Rojas, Presidente Municipal acude a nuestro Campus para algún evento, al salir tiene en nuestra puerta una gran cantidad de vecinos que lo esperan para dialogar; en ocasiones los ha atendido en una improvisada entrevista como también ha sucedido que les ofrece una cita en su oficina y seguro, ningún resultado concreto le ha ofrecido a la fecha.

El trinomio Docencia – Investigación – Innovación, es una oportunidad para gestionar y apoyar la solución a situaciones concretas de esta población vulnerable. La Universidad en su vocación natural al servicio de los demás, debe apoyar con atención educativa, podemos levantar un censo de población y de la carencia de sus servicios básicos y podemos investigar propuestas de solución; la innovación será transformar sus consciencias en la defensa de sus derechos como también de sus compromisos. Hemos sabido que un dueño de un pozo particular, ha brindado  el vital líquido a la comunidad pero luego no le restituyen un costo mínimo de recuperación, por el paternalismo a que las personas sencillas están acostumbradas y eso tampoco le abona a la iniciativa de hacer ciudadanía.  Los tiempos políticos del 2015, al ser un año electoral, seguramente los candidatos de todos los Partidos Políticos y de todas las orientaciones ideológicas los visitarán y les ofrecerán promesas a cambio de su voto. Esto no debe confundir el trabajo de gestión a la atención de un servicio básico, al que les podemos apoyar.

Las acciones de sensibilización, investigación, emprendimiento social y generar un propio espacio para la innovación, al generar una oficina del Parque en el propio Campus Salamanca, nos apoyará a hacer mayor consciencia entre nuestros estudiantes de la atención que podemos brindar a las poblaciones vecinas, que también pueden ser beneficiarias de los servicios jurídicos, educativos, fiscales y psicológicos que se ofrecen. De esta forma, estaremos materializando la Misión de nuestra Universidad que es la formación integral de las personas con el fin de colaborar en la construcción de las Comunidades y la transformación social.

En 2013 tuve la fortuna de visitar Canoas, Brasil en donde trabajan un proyecto TecnoLasalle, en donde realizan gestión empresarial pero también de cooperativas de pequeñas comunidades y en 2014 estuve en Bogotá, Colombia en donde se nos presentó el proyecto Utopía, que es una granja experimental que logra autosuficiencia alimentaria para población precaria de aquel país sudamericano; igualmente, conocí La Salle Madrid y la Ramón Llull en Barcelona como en Beauvais, Francia el Instituto Politécnico de la Salle, donde se contrasta el trabajo del lasallismo en países de primer mundo, con crecimiento económico y bienestar social en los niveles que vi. Lo importante y aspiracional, es en qué medida la Universidad puede apoyar esos procesos de transformación social hacía pueblo más justos y equitativos, con autoridades entregadas al servicio de su población y no inmersos en la simulación. En estos días hemos visto, el domingo en la entrega de los Premios Oscar de lo mejor del cine norteamericano, al recibir el Premio Alejandro González Iñarritu, que pide un trato con dignidad a los migrantes mexicanos en aquel país y que tiene la esperanza de que construiremos el gobierno que merecemos, frente a una opinión libre de censura vemos la respuesta del Estado mexicano afirmando que ya se está construyendo ese gobierno, cuando la realidad es otra muy diversa, calificada por la corrupción  y la miseria de la gente.

Finalmente, se debe reflexionar si la Universidad tiene la capacidad material y humana para responder los desafíos descritos; a lo que se puede afirmar que en los 26 años que viene trabajando el Campus Salamanca ha desarrollado un capital humano suficiente, sensible y proactivo; necesitado de los liderazgos que lo conduzca a intervenciones a grupos vulnerables, esto lo sentimos como un reto por hacer; conjuntando profesores comprometidos, maestros de  proyecto y sobre todo alumnos, las agrupaciones de ellos, como el Movimiento Juvenil Lasallista (Mojula) y los Consejos de Alumnos de las Escuelas y Facultades, podemos mover consciencias y encausarlos a hacer el bien. Ya se realizan prácticas de asesoría jurídica, empresarial, contable y psicológica, ahora los prepararíamos para atender a las Comunidades vecinas. 

 De esta forma, las actuaciones propuestas: Sensibilización, a partir de socializar el concepto de innovación social apoyar la comprensión en acciones concretas; Investigación, porque puede generarse una investigación multidisciplinaria de los factores de riesgo de las comunidades vecinas y de acciones concretas para mejorar su entorno; Emprendimiento Social: con el impulso a los jóvenes a realizar propuestas de solución de los vecinos del entorno y, Generando espacio de Innovación: materializando un ayúdate, que yo te ayudaré; para que no sea un trabajo paternalista de los jóvenes y de la Universidad para las comunidades, apoyarles para que mejoren su nivel de vida a partir de su propio interés y ganas por mejorar, pero apoyando la gestión de servicios ante las autoridades competentes y al final, cambiando la percepción que tiene este núcleo de población respecto de la propia Universidad.

CONCLUSIONES:

La Universidad entre su Comunidad Educativa debe socializar el concepto de innovación social, no desde una perspectiva paternalista para los beneficiarios de nuestros servicios de apoyo comunitario. Hacer consciente al joven estudiante de que podemos construir ciudadanía a partir de su intervención correcta con necesidades sociales concretas; invitarlo a sumarse como agente de cambio de una propuesta de transformación vecinal.

A través de las Unidades Académicas, de sus Directivos, maestros y alumnos  desarrollar un plan de intervención social para las Comunidades vecinas, para lo cual, se debe identificar sus liderazgos naturales, sea Delegado Municipal o jefe de vecinos; hacer un diagnóstico de sus necesidades a efecto de apoyarlos en la gestión ante las autoridades municipales competentes; se quejan que no son escuchados, por ello la importancia de canalizar sus inquietudes; cumpliríamos así:  dar voz a quien no tiene voz, luz a quien no tiene luz.

El estudiante adquiere una dimensión de agente de cambio, promotor de desarrollo social y humano. Su preparación académica es nuestra función medular, que realice práctica de su futura profesión pero también muy importante el que realice labor social; que sea puesto cerca de problemáticas reales y que se sume a su solución.

Finalmente, con todo ello seguramente cambiara la percepción que se tiene de la propia Universidad por parte de los vecinos, que en estos momentos no es afortunada, no obstante intentos aislados por brindarles servicio; como tampoco se identifican alumnos regulares o becarios de esta procedencia, debe buscarse talentos, seguramente hay quien pueda estudiar el bachillerato o hasta profesional, pero que por carecer de recursos económicos, no nos vea como una opción educativa; si por medio del diagnóstico referido, se descubre personas en edad escolar del servicio educativo que ofrecemos puede ser sujeto o beneficiario de una beca; hemos sus estudios, tendrá más elementos para abonar a una transformación social de su entorno.

BIBLIOGRAFíA:

COPARMEX. (2010). Índice de desarrollo democrático México 2010. México: COPARMEX.

Olmos, L. (2004). La crisis de la Universidad Humanista. México: Cetys Universidad.

Pérez Ocha, Alejandro.  (2014). Parque Innovación de servicio a las Personas. León, Gto. Notas de Conferencia.

 

Volver a las noticias